La importancia de leer la Biblia cada día como familia

Por Lucy Daluz- Una Mamá Que Ora – Desde Sydney- Australia

familia_cristiana_red1-1-1024x444

La palabra de Dios nos alienta, inspira,  sostiene y nos instruye en nuestro caminar con Dios.

Recuerdo los días en que Jesús empezó a ser parte de mi vida, la sed que se despertó en mí, por su palabra, y el anhelo de conocerlo más a través de su lectura. Esto fue como un despertar hacia lo desconocido, pero desde ahí   emprendí  un viaje maravilloso hacia el conocimiento de la verdad.

La mayoría de las veces cuando termino una lectura le doy gracias, porque su palabra  se convierte en vida dentro de mí y puedo escuchar  su voz  hablándome.

En diferentes situaciones y sobre toda dificultad, recuerdo versículos que me alientan a seguir.  Los repito con mis labios, para que hagan eco en mi corazón,  en mi alma, y con ello  todo mi  ser  sea iluminado por  su palabra, porque es la única que renueva mi mente y refresca mi alma.

Ahora como padres hemos tomado la responsabilidad de instruir a nuestros hijos  con la palabra de Dios y cada noche cuando nos reunimos a hacer nuestro devocional familiar, leemos la palabra de Dios, repetimos versículos y  los aprendemos. Con esto les enseñamos  que papá y mamá  no estarán en sus vidas por siempre, pero  la palabra de Dios seguirá susurrándoles a sus oídos  y alentando sus corazones a no pecar.

¿Con qué limpiará el joven su camino?
Con guardar tu palabra.

Con todo mi corazón te he buscado;
No me dejes desviarme de tus mandamientos.

En mi corazón he guardado tus dichos,
Para no pecar contra ti.

Deja un comentario