Parece que está comenzando a llegar la Navidad. La decoración ha llegado finalmente al enorme árbol de Navidad levantado en la Plaza de San Pedro.

Los turistas observan como los operarios del Vaticano acaban de preparar el árbol. Usan grúas para alcanzar las ramas más altas. El abeto del Vaticano de este año tiene adornos de muchos colores. Se corona con una enorme estrella blanca.

A su derecha, los trabajadores ultiman ya un nacimiento a tamaño real. La impresionante representación tiene varios personajes, incluidos María, José y el Niño Jesús.

Los encargados trabajan a un fuerte ritmo porque debe estar listo antes de que comience el Jubileo.

Deja un comentario