Desde que en 1862 la Iglesia reconoció la autenticidad de las apariciones de Lourdes, esta pequeña localidad francesa se ha convertido en uno de los grandes centros de peregrinación para enfermos.

Muchos dicen que son curados de sus enfermedades gracias a la intercesión de la Virgen. Por eso, desde 1947 el Vaticano decidió crear una comisión de expertos médicos encargada de estudiarlos caso por caso. Deben demostrar si la supuesta curación tiene explicación científica o no. Sobre la mesa, hoy por hoy tienen más de 7.000 casos.

DR. FRANCO BALZARETTI
Comité Médico Internacional de Lourdes
“La metodología de nuestra comisión es muy rigurosa. Si en el caso faltan algunos elementos el dosier se archiva”.

Franco Balzaretti es uno de los médicos que trabajan en esta comisión. Entre miembros titulares y honorarios son unos 40.

Explica que la curación, en primer lugar tiene que ser clara, instantánea y que se pueda demostrar con documentación médica del antes y el después. La enfermedad curada debe ser grave y se tiene que demostrar que los tratamientos precedentes no han podido favorecer la curación. Los casos psicológicos quedan fuera de estudio porque es más difícil determinar con claridad si hubo curación o no.

La comisión no declara si hubo milagro o no, esa no es su competencia. Sólo estudia si la curación tiene explicación científica o no.

DR. FRANCO BALZARETTI
Comité Médico Internacional de Lourdes
“Nosotros nos limitamos a declarar si la curación no es explicable. Nosotros somos médicos. La declaración de que hubo milagro viene después del trabajo de nuestra comisión”.

Hasta ahora la comisión ha declarado 69 casos de curaciones no explicables pero sañalan que eso no quiere decir que pueda haber muchos más.

Deja un comentario