3 músicos que renunciaron a la fama para hacer música católica

musicos-convertidos-700x438

Son By Four

Nació en el año 1997 como un grupo de salsa integrado por cuatro jóvenes de Puerto Rico y alcanzaron fama internacional el año 2000 gracias a su canción “A puro dolor”. Gracias a eso vendieron más de un millón de discos en todo el mundo y recibieron 4 premios en los Billboard Music Awards. Sin embargo, desde el 2007 y sin la presencia de uno de sus integrantes la banda decidió dar un giro total a sus vidas viviendo en serio su fe católica y entregándole su arte al Señor. Es así que publican los discos Aquí está el cordero (2007), Abbanuestro (2009) y Católico soy (2011).

Azeneth Gonzalez

Desde pequeña su mayor sueño siempre fue ser cantante y, aunque siempre dijo amar a Dios, no vivía una fe verdaderamente comprometida. En el año 2002, mientras estudiaba la carrera de música, se presentó la posibilidad de participar en el reality show “La Academia” donde destacó por su gran voz. A pesar del éxito que iba consiguiendo, comenzó a sentir un profundio vacío en su vida al punto de llegar a odiar lo que antes más amaba hacer: cantar.

En medio de esa soledad imploró al Señor y Él le concedió la gracia del deseo de conocerlo más. Comenzó a leer la Biblia, rezar el Santo Rosario y a vivir la Santa Misa más frecuentemente. Hoy es misionera a tiempo completo y le ha entregado su talento a Dios. En su canción “Tu voluntad” ella cuenta su testimonio.

Alto Mando es El Señor

Esta banda nació como un proyecto familiar de música tropical en El Salvador y alcanzó mucha popularidad en dicho país. Económicamente les iba muy bien, sin embargo lo que parecía un sueño de una familia pronto se convirtió en una pesadilla. Todos los Hermanos e incluso el padre de ellos se dejaron llevar de manera descontrolada por las fiestas, el alcohol, las drogas, etc. En resumen, vivían en total perdición.

En un momento dado el padre de los integrantes de la banda es sanado de una extraña enfermedad que los médicos no podían diagnosticar y en agradecimiento deciden renunciar a todos sus vicios para servir al Señor con su música.

¿Conoces más testimonios similares?

Deja un comentario