No pongas de cabeza a San Antonio de Padua

Fuente: CAMINEO.INFO

San Antonio de Padua es, como sabemos, buscado por jovencitas, y por otras ya no tanto, para que les consiga un pretendiente que sea buen novio y luego buen esposo. Le piden que sea bien parecido y fiel; que tenga patrimonio, y que si no lo tiene, al menos que sea trabajador dedicado y esmerado; que no tenga vicios; que sea buen padre de sus hijos.

Sabemos también que las jovencitas, y las otras ya no tanto, pronto se desesperan y recurren al infundado recurso de voltear de cabeza una imagen de San Antonio, que ya tienen, o que se consiguen para ello, porque piensan que si lo ponen de cabeza él les obtendrá pronto eso que le piden.

Busqué a un fraile franciscano para saber si funciona eso de poner a San Antonio de cabeza, porque pienso que, habiendo sido tan grande santo y buen predicador entregado al anuncio del Evangelio, San Antonio no miraría con agrado esa banalidad de ponerlo de cabeza para obtener lo que se busca, por bueno y noble que sea.

Fray Manolo me respondió: “Mira, sí les consigue un novio, pero malo, y sí les obtiene un marido, pero irresponsable y golpeador”.

No estoy seguro de que el fraile me haya respondido en broma, o si porque queriendo hacerle un favor a su hermano de Hábito y de Orden, me haya dado una respuesta que, evidentemente, evita que se siga poniendo de cabeza a su cofrade. Sólo les cuento lo que me dijo, pero mejor que arriesgarse, es conocer más de este santo a quien celebramos el 13 de junio y quien nació en Lisboa, Portugal, en 1195, y quien a los 17 años ingresó a un monasterio agustino, alcanzando ya desde joven un alto grado de santidad dedicado a la oración y al estudio de las sagradas escrituras.

Quiso conocer a San Francisco de Asís, por lo que se separó de los agustinos para hacerse franciscano a los 27 años tomando el nombre de Antonio en recuerdo de San Antonio Abad.

San Francisco le dijo que su oficio sería el de predicador, por lo que, en obediencia, recorría pueblos y ciudades predicando. Su predicación conmovía corazones y transformaba voluntades. Las multitudes lo seguían.

En 1221 el superior le encargó predicar ante los religiosos que serían ordenados sacerdotes, y brilló de tal manera su saber en aquel sermón, que el provincial lo dedicó únicamente a predicar. Antonio poseía las cualidades de un buen predicador: ciencia, elocuencia, poder para conmover, deseo de salvar almas, y una voz sonora y agradable que llegaba hasta muy lejos. Horas antes de que empezaran sus sermones ya las iglesias estaban repletas, y muchas veces tuvo que predicar en las plazas porque en las iglesias no cabía la gente.

En Padua todos lo amaban. Las multitudes cambiaban de conducta al oírlo predicar, la paz volvía a quienes estaban peleados y los ladrones devolvían lo que se habían robado. Luchó para que los prestamistas no cobraran intereses altos y obtuvo que a los pobres no los encarcelaran por deudas. Murió el 13 de junio de 1231 a los 35 años. Un año después fue canonizado por Gregorio XI.

San Antonio es conocido por conseguir un buen esposo, a quien con devoción se lo pide, pero también es un poderoso intercesor ante Dios para conseguir milagros, hacer cumplir los derechos humanos, encontrar lo perdido, proteger a los huérfanos y desamparados, y ablandar los corazones endurecidos.

Le podemos llamar “San Toñito” porque “murió chiquito”, como me dijo otro franciscano, el historiador de la Orden en México, y quien me enseñó una letanía que le podemos rezar para encontrar las cosas perdidas:

“Señor, ten piedad. Cristo, ten piedad. Señor, ten piedad. Por los que hemos perdido… ( a cada intención se repite “San Antonio, ruega por nosotros”): Nuestra salud. La salud de un ser querido. Nuestra paz. La paz en nuestra familia. La paz en nuestra sociedad. Nuestra casa. Nuestra seguridad económica. Nuestro trabajo. Un ser querido. Una amistad. Nuestro amor. Nuestra templanza. Nuestra fe. La esperanza. Nuestra dignidad. Nuestra inocencia. Nuestra libertad. Nuestra confianza en otros. Nuestra virtud (decir aquí la pérdida personal). Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Dios, todo Amor y Bondad, que nos has dado a San Antonio como santo patrono de las cosas perdidas, suplicamos por medio de este glorioso intercesor Tu misericordia. Escucha su voz cuando clame a Ti a favor nuestro, y concédenos aquello que nos ayude a crecer en Tu amor. Amén.”

Pídele a San Toñito, pero por favor… ¡no lo pongas de cabeza!

8 Replies to “No pongas de cabeza a San Antonio de Padua”

  1. Jesús Batista ha añadido 2 fotos nuevas.
    6 de abril a las 22:47 ·
    EL VATICANO II, EL GOLPE DE SATANÁS A LA IGLESIA. Parte 2
    Se llevo a cabo el “triplice pacto previo” -el triple pacto previo- firmado antes del Concilio con los judíos B’nai B’rith los comunistas y los protestantes. El acuerdo Roma-Moscú fue concluido en Metz 18/08/1962 entre patriarca Nicodemo (KGB) y cardenal Tisserant.
    Tisserant recibió de Roncalli negociar a toda costa. Por esta razón las numerosas peticiones que reclamaban la condenación del comunismo quedaron sepultadas. Así se logró silenciar el acontecimiento mas importante del S. XX y abandonar las cien mil victimas del comunismo luciferino.
    Igual de dolorosa fue la complacencia de Roncalli hacia los judíos. En 11/1963 Label Kartz Presidente de la B’nai B’rith enviaba una declaración en la que se reconociera la responsabilidad de TODA LA HUMANIDAD en la muerte de Cristo y liberara de toda culpa al pueblo judío.
    La misma escena se repetía con los protestantes. En 07/1965 el Consejo ecuménico de las Iglesias presentó un documento que contenía 7 exigencias fundamentales en materia de libertad religiosa . Cuatro meses después cada uno de eso pedidos quedaba satisfecho con Dignitatis Humanæ.
    El CVII era revolucionario y los modernistas estaban bien representados: Liernart, Döpfner, Bea, Frings, Alfrink, König y Richaud.
    El sacerdote periodista Ralph Wiltgen en su libro El Rhin desemboca en el Tiber detalla el golpe de Estado de la Alianza europea (Francia Bélgica Alemania…):
    https://www.facebook.com/ElCristero07/posts/10216000010815787

  2. http://catapulta.com.ar/?p=5047
    PEQUEÑO APUNTE DEL DÍA
    SOBRE LA CANONIZACION DE PABLO VI

    “A través de estas canonizaciones a marcha forzada de todos los papas modernos, es la reforma general de la Iglesia desde hace 50 años que de alguna manera es canalizada y tenida por irreversible. Así se pretende reforzar la religión conciliar, es decir la concepción, el espíritu y la práctica del catolicismo, tal como el concilio Vaticano II lo redefinió con sus reformas destructoras del culto, de la fe y de la doctrina.

    Una vez más se plantea la cuestión de la evolución de los procedimientos de beatificación y de canonización, y de su utilización con fines de política eclesial.”

    “Ante la historia, el pontificado de Pablo VI(1963-1978) quedará como el del Concilio Vaticano II y de su aplicación, el de la revolución en la Iglesia. Entre las principales reformas están la nueva misa, cuyo espíritu y rito se acercan muy peligrosamente a la Cena protestante; el aggiornamento general que abolió las tradiciones venerables de órdenes y congregaciones, poniendo en peligro la vida sacerdotal y religiosa; la crisis permanente de la Iglesia, con el hundimiento de la fe y de las vocaciones, del espíritu católico en la educación, la moral y la práctica religiosa en todos los aspectos. Papa torturado,consumido por la duda, inquieto, Paulo VI pretendió en el consistorio de 1976 prohibir la misa de San Pío V, y persiguió la reacción legítima de la Tradición, que oponía veinte siglos de enseñanza de la Iglesia frente a la revolución conciliar”

    http://fsspx.news/fr/vers-la-canonisation-de-paul-vi-36180

    Notas catapúltica

    Sobre las beatificaciones y canonizaciones desde el Vaticano II ver los artículos-accesibles en Internet- de monseñor Brunero Gherardini, un gran teólogo silenciado y casi desconocido para los católicos argentinos y también https://adelantelafe.com/beatificacion-canonizacion-desde-vaticano-y ii/https://es.corrispondenzaromana.it/crisis-de-canonizaciones

  3. Karl Rahner nació el 5 de marzo de 1904 en Freiberg, Alemania. Fue ordenado sacerdote jesuita el 26 de julio de 1932. En el siglo XX (que comienza a finales de 1930), con Rahner, junto con los teólogos Henri de Lubac, Pierre Teilhard de Chardin, Hans Urs von Balthasar, Yves Congar, Hans Kung, Edward Schillebeeckx , Marie-Dominique Chenu, Louis Bouyer, Jean Daniélou, Jean Mouroux y Joseph Ratzinger (más tarde “Papa” Benedicto XVI) comenzó el movimiento neo-modernista que despreciaba al neo-escolasticismo que había servido tan bien a la Iglesia. El movimiento fue llamado “Nouvelle Theologie” (“Nueva Teología”) por el gran teólogo antimodernista Reginald Garrigou-Lagrange, llamado a menudo despectivamente “monstruo sagrado del tomismo” por sus enemigos, debido a su amor por la filosofía de Santo Tomás de Aquino y por su odio al modernismo. En 1946, el Padre Garrigou-Lagrange escribió una crítica mordaz contra este movimiento (que le gustaba llamarse a sí mismo ressourcement — “vuelta a las fuentes “), al manifestar que estaban “volviendo al pensamiento patrístico.” Garrigou-Lagrange demostró que los teólogos del movimiento no “volvían a las fuentes”, sino que se desviaban de la larga tradición teológica de la Iglesia Católica, creando así la “nueva teología” que les es propia, y un disimulado resurgimiento del Modernismo. En 1950, el Papa Pío XII les salió al paso con su gran encíclica Humani Generis condenando muchos de sus errores, como el rechazo de las formulaciones dogmáticas tradicionales que surgieron a lo largo de la historia de la Iglesia, resultado de la teología escolástica, así como la re-interpretación del dogma católico de un modo incompatible con la tradición, cayendo en el error del relativismo dogmático y la crítica de los textos bíblicos de una manera desviada de los principios de la hermenéutica bíblica señalados por sus predecesores (principalmente por el Papa León XIII).
    De los “cristianos anónimos” de Rahner y el Vaticano II
    Casi todos los teólogos de la “nueva teología” estaban bajo sospecha de Modernismo por la Suprema Sagrada Congregación del Santo Oficio bajo el cardenal Ottavianni. Rahner no fue la excepción. Antes de la muerte del Papa Pío XII, el cardenal Ottaviani intentó sin éxito por tres veces convencer al enfermo Pontífice para que fuera excomulgado. En noviembre de 1962, “el papa” Juan XXIII nombró a Rahner perito en el Concilio Vaticano II. Fue así cómo el hereje Rahner tuvo franco acceso al Concilio teniendo así muchas oportunidades de compartir su herejía con los obispos. La influencia de Rahner en el Concilio Vaticano II fue generalizada, siendo posteriormente elegido como uno de los siete teólogos que desarrollarían la Lumen Gentium, la Constitución dogmática sobre la Iglesia, la cual creó la secta del Vaticano II con su, merecedora de condena, nueva eclesiología: La Iglesia de Cristo no sería idéntica a la Iglesia Católica Romana, sino una entidad separada que “subsiste en” la Iglesia Católica, así como en las falsas sectas.
    De esta falsa noción de la Iglesia provino la herejía más infam…

    https://moimunanblog.com/2018/04/10/importancia-de-karl-rahner-en-la-actual-iglesia-heretica/

  4. Luis Alvarez Primo • hace 4 días
    Excelente artículo. Destruir el Estado Católico español fue una etapa fundamental de la mega operación del programa de guerra doctrinaria de la CIA que cambió a la Iglesia Católica.

    Montini,Giovanni Battista Enrico Antonio María. Expresión del progresismo dentro de la Iglesia antes de llegar al Papado, por acción y omisión, apoyó la operación de guerra doctrinaria de la CIA y del establishment judeo masónico norteamericano dentro de la Iglesia. Montini fue un factor clave en la acreditación y el desarrollo de la operación Pro Deo, la Universidad fundada en Roma con dineros de la CIA por el dominico Félix Morlión, agente de la CIA, desde la cual el masón Henry Robinson Luce, dueño del Imperio mediático Time/Life lanzó su “American Proposition” el 29 de noviembre de 1953 ante un auditorio de 3000 personas, elaborada por el sacerdote hereje John Courtney Murray (SJ) con el fin de introducir la herejía americanista en las venas de la Iglesia, caballo de troya , que puso a la Iglesia Católica en todo el mundo–hasta el día de hoy– al servicio del Americanismo y del imperio judeo masónico norteamericano y que dará sus frutos más venenos en el post Concilio Vaticano II, del cual –ya como Papa Paulo VI–, Montini fue corresponsable. Destruir el Estado católico español—como bien lo relata el Profesor Dr Mario Caponnetto en su valiente y lúcido artículo– fue una etapa clave en dicha mega operación.
    La operación de marras está documentada en la meticulosa investigación de David A. Wemhoff. John Courtney Murray, Time/Life , and the American Proposition: How the CIA’s Doctrinal Warfare Program Changed the Catholic Church (John Courtney Murray, Time/Life y la Proposición americanista. Cómo el programa de la guerra doctrinaria de la CIA cambió a la Iglesia Católica). Fidelity Press. South Bend, Indiana. 2015 ( 990 paginas)

  5. Michele Sindona apodado “el tiburón“, era una figura clave en los círculos financieros ocultos de Milán, mucho antes de que Montini llegara a ser arzobispo [80] .
    Nacido en 1917 en Messina, en el sureste de Sicilia, Sindona – educado por los jesuitas – estaba estudiando derecho cuando las tropas británicas y estadounidenses invadieron Italia durante la Segunda Guerra Mundial. Muy creativo, decidió aprovecharse de un lucrativo mercado negro, y se lanzó al comercio de trigo y limones. Puesto que la mafia siciliana controlaba el mercado, Sindona cerró un pacto con Vito Genovese, jefe de la mafia siciliana, por el que tendría que pagar un cierto porcentaje de sus ingresos para conseguir del hampa, la protección de su negocio y de su persona.
    En 1948, Sindona dejó el sur de la bota italiana, pobre y devastada por la guerra, para emigrar al norte, a la rica ciudad industrial de Milán, donde se convirtió en un ” asesor financiero ” de ricos milaneses tan poderosos como influyentes. Las credenciales de la Mafia, le había acompañado en su viaje.

    En 1954, cuando Sindona se enteró de que Pío XII había nombrado a Mons. Montini para la sede de Milán, obtuvo del arzobispo de Messina, su diócesis de origen, una carta de presentación para el nuevo prelado. Pronto tuvo un nuevo cliente en la persona de Montini, en otras palabras, de la Iglesia de Milán.

    El Arzobispo Montini estaba tan agradecido por los servicios de Sindona que llevó al siciliano a Roma y lo presentó al Papa Pío XII y al príncipe Massimo Spada, un alto funcionario del Istituto per le Opere de Religioni, (Instituto para las Obras Religiosas ). El IOR, conocido como Banco del Vaticano, que actúa como una institución depositaria de los bienes de la Iglesia destinados a obras de caridad [81] . Sindona llegó a ser el “hombre de confianza” y obtuvo un control casi completo del programa de inversiones extranjeras del IOR.
    https://moimunanblog.wordpress.com/2015/10/09/el-rito-de-la-sodomia/

  6. San Antonio haz que dejen de defender al conciliábulo masón vaticano dos que arruinó la iglesia y que por fin haya un verdadero papa que haga la consagración de Rusia.
    LA ÚLTIMA BATALLA DEL DIABLO YOUTOBE

    https://materinmaculata.wordpress.com/2014/10/17/teologos-condenados-fautores-del-concilio-v-ii/
    De Lubac formó pareja en el Concilio con Monseñor Karol Wojtyla en la preparación de la constitución dogmática Gaudium et Spes, toda embebida de teilhardismo (cf. su no 22: «El Hijo de Dios con su encarnación se ha unido en cierto modo con todo hombre») y de confusión entre el orden natural y el sobrenatural (al estar unido todo hombre a Cristo por el mero hecho de la encarnación, tiene de por sí la gracia santificante, que lo eleva al orden sobrenatural), una confusión propia de De Lubac y que Juan Pablo II asumió en sus tres primeras encíclicas (citadas más arriba). El Papa Wojtyla lo creó cardenal en 1983, dos años después de haber rehabilitado a Teilhard pública y oficialmente. Ya Pablo VI, por su parte, había insistido en que De Lubac hablara de Teilhard de Chardin en la clausura del congreso tomista de 1963 (11), mientras que cuando era arzobispo de Milán, en 1962, le había dado las gracias por su obra sobre Teilhard (El pensamiento religioso del padre Teilhard de Chardin, 1961), y antes aún, cuando no pasaba de ser un mero monseñor de la curia romana, lo había sostenido después de la condena de la Humani Generis en 1950 (12).

    wxtila un TRAIDOR modernista

Deja un comentario