Mensaje para iniciar la semana de Monseñor Oscar Julio Vian Morales

“He venido a poner al hombre contra su padre, a la hija contra su madre y a la nuera contra su suegra; de modo que los enemigos de cada cual serán sus propios parientes. (Mt 10, 35-36) Esta exigencia es también para cada uno de quienes creemos en Cristo. No sólo para quienes tenemos la vocación al sacerdocio ministerial o a la vida religiosa consagrada, sino también para quienes, desde el laicado, están llamados o llamadas a dar testimonio de su fe en medio de un mundo con frecuencia adverso al Reino de Dios, aunque la opción por Él pueda acarrear la incomprensión y el rechazo de parientes, amigos, colegas en el trabajo, o en general de quienes no comparten nuestros valores. Seamos reflejo del amor de Dios en este día. Feliz inicio de semana, ánimo.

Deja un comentario