GUATEMALA, 09 Mar. 17 / 04:15 pm (ACI).- El Obispo Auxiliar y Vicario General de la Arquidiócesis de Guatemala, Mons. Raúl Antonio Martínez Paredes, lamentó “grandemente” la tragedia ocurrida ayer 8 de marzo en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, en el que 31 menores perdieron la vida a causa de un incendio.

La mañana de ayer un grupo de niñas y adolescentes se amotinaron en este centro, administrado por la Secretaría de Bienestar Social, para protestar por los abusos físicos –incluso sexuales– que sufrirían dentro de estas instalaciones.

Según las autoridades, en medio de la protesta algunas de las menores prendieron fuego a unos colchones, lo que provocó el incendio que terminó con la vida de 31 chicas y dejó a varias heridas.

La Procuradora de la Niñez, Gloria Castro, dijo al Congreso que las niñas que murieron calcinadas no habrían podido salir porque “estaban bajo llave en un cuarto”, aparentemente por castigo, ya que la noche anterior unos 60 menores escaparon del centro.

En declaraciones a ACI Prensa, el Prelado señaló este jueves 9 de marzo que el sentir de la Iglesia es de “lamentar grandemente una tragedia de este tipo para Guatemala”.

“Se sabe posiblemente que hay personas responsables del hecho, pero, lo más importante no es solamente ver quién es el responsable, sino ver cómo se resuelven los problemas del ‘Hogar Seguro’”, añadió.

Este centro, ubicado en la finca San Antonio, en San José Pinula, fue creado para dar protección a unos 400 niños, niñas y adolescentes abandonados y en situación de riesgo. Sin embargo, actualmente alberga a cerca de 750 menores, incluyendo aquellos casos con problemas delictivos.

Tras la tragedia, la Procuraduría de los Derechos Humanos recordó que el 7 de noviembre del 2016 recomendó cerrar este centro por incumplir las recomendaciones hechas en el 2015, cuando se comenzó a conocer el problema que enfrentaban los menores.

“Si se cierra, ¿qué se hará con los jóvenes que tienen derechos y necesidades?”, preguntó Mons. Martínez Paredes, quien llamó a la solidaridad de los fieles. “Es casi seguro que los cristianos podemos ofrecer alguna ayuda”, añadió.

Sobre las denuncias que provocaron el motín, el Obispo Auxiliar señaló que “no solo han existido abusos sexuales sino otros tipos de abusos, porque no hay distinción entre niños y adolescentes, las instalaciones no son apropiadas y están unidos”.

La casa Virgen de la Asunción “se convirtió prácticamente en una cárcel de menores cuando la idea original era ser un hogar de ayuda para menores en situación de riesgo. Las autoridades deben cumplir con sus obligaciones”, expresó.

En ese sentido, señaló que “la protesta fue una medida desesperada ante las situaciones que estaban viviendo. Las autoridades hacen caso omiso a las obligaciones. Además se debe a que el Estado no tiene medidas de protección para los menores, no hay infraestructura”.

“No teniendo centro adecuado de atención para menores, envió a ‘Hogar Seguro’ a jóvenes con retos delictivos”, indicó a ACI Prensa.

Por su parte, la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala expresó también “su más profundo sentir y solidaridad con las familias de los niños y niñas fallecidos”, y con los menores hospitalizados a causa del incendio. Este tipo de hechos “bajo ninguna circunstancia pueden ser aceptados en nuestra sociedad”, señaló.

En un comunicado publicado ayer 8 de marzo, la oficina de derechos humanos advirtió que “este tipo de hechos pudieron haberse evitado habiendo mejorado las condiciones indignas que hayan sufrido y siguen sufriendo la niñez acogida en los hogares a cargo del Estado”.

Por ello exige sancionar a los responsables y adaptar las políticas de protección a menores “a la realidad guatemalteca respetando el marco legal nacional e internacional vigente”.

“El Estado de Guatemala se debe constituir para la protección de la persona y la familia por lo que estos centros deben estar orientados a fortalecer a la persona humana y sus derechos, no convertirse en lugares de reclusión y maltrato. Rogamos a Dios nuestro Señor que de fortaleza y a las familias afectadas”, concluye el comunicado.

Deja un comentario