Mujer adoptó a un gato moribundo, pero nunca imaginó en la “bestia” que se transformaría

Muchos comparan a los gatos con los autistas (espero que esta comparación no les disguste tanto como a mí), y es que quienes nunca han tenido un gatito no saben lo que se han perdido porque al menos la mía es una tierna y cariñosa gatita que no se separa de mí en ningún momento. ¿No os parece que todo sería muy distinto si en vez de comprar nos dedicáramos a adoptar y darles un verdadero hogar a los gatitos y perritos que andan por la calle?
Cuando los papás de Justina le dieron la gran sorpresa de que le permitirían adoptar un minino, no cabía más felicidad en su cuerpo, y seguidamente la llevaron a un refugio donde les mostraron a varios que se encontraban en adopción. Pero finalmente quien robó por completo su corazón fue el pequeño Browni, aun cuando nadie lo había adoptado por tener dificultades para comer, y además le faltaban dos deditos en su pata derecha, pero eso a ella no le importó. Justina se llevó al gatito que la había cautivado desde el primer momento en que lo vio.
A consecuencia de las condiciones de Browni, los encargados del refugio no le daban muchas esperanzas de vida, apenas dos semanas, pero la joven confiaba en que al final, eso no sería así y decidió a arriesgarse llevándose a su pequeño amigo a casa. Con el tiempo, los cuidados de Justina le daba, el amor y los cariños, el pequeño gatito comenzó a comer correctamente y así fue recuperando peso, ahora es una gran bola de pelos que luce increíble y además es muy amigable y cariñoso.
Su dueña decía que él parecía que siempre estaba enfadado pero lo cierto es que es un encanto, sobre todo con ella que fue quien lo adoptó y le da todos los días amor.
Ella se encuentra feliz de que él poco a poco se ha recuperado y luce mucho mejor cada día. Ahora es una enorme bola de pelos.
Justina presume su majestuosa bola de pelos con sus amigos, para ella es el mejor gatito del universo.
¡Mira cómo ha cambiado Browni!
Ahora se encuentra mucho mejor de salud y Justina asegura que es muy tranquilo aunque de vez en cuando hace una que otra travesura. Se ha convertido en un enorme gato.
De ser el gatito enfermizo de la camada, ¡ahora es un minino precioso!
¿Te gusta como luce Browni? Justina nos recomienda adoptar en lugar de comprar, ¡no lucres con los animales! Todos merecen un hogar digno en donde les puedan dar todos los cuidados que requieren y merecen. Ahora Browni vive muy feliz y esperamos que su historia inspire a más para que otros animalitos sean adoptados incluso pese a su condición.
¡COMPARTE esta preciosa historia con todos tus amigos y ayúdanos a promover el adoptar y NO comprar!
Fuente:https://planeta-deuda-today.blogspot.com.es

Deja un comentario