Se necesita valentía para rezar el Padre Nuestro

El papa Francisco explicó la valentía que se necesita hoy para rezar el Padre Nuestro, la oración emblema del cristianismo, el legado directo de Jesús a sus discípulos. Lo hizo en una entrevista concedida a Marco Pozzo y anticipada por Radio Vaticana este 18 de octubre de 2017.

La singular entrevista, no hecha por un periodista, sino por el capellán de una prisión en Padua, será transmitida integralmente en la televisión católica, TV2000, el próximo 25 de octubre y comprende 9 capítulos que se transmitirán todos los miércoles a las 9 pm.

Padre

“Se necesita valentía para rezar el Padre Nuestro. ¡Se necesita valentía!. Digo: ponte a decir ‘papá’, y creer firmemente que es el Padre que me acompaña, que me perdona, que me da el pan, que es cuidadoso en todo lo que le pido, me viste mejor que a las flores de los campos…”, explica Francisco.

Ante el riesgo de no creer en Dios – explicó – hay que “atreverse” y confirmó la importancia de “rezar todos juntos”; “es bonito porque nos ayudamos unos a otros a estar con Dios”.

“Nosotros decimos que somos cristianos, de tener un Padre, pero, vivimos, no digo, como los animales, sino como personas que no creen ni en Dios, ni en el hombre, sin fe”, añadió.

Personas que incluso se prestan para hacer daño a los demás, que no viven en el amor, y si “en el odio, en la competición, en las guerras”.

Pensemos sí el nombre de Dios es santificado; ¿es santificado en Nigeria con las jóvenes raptadas por Boko Haram (grupo fundamentalista islámico nigeriano aliado del Dash en el norte de África)?.

Luego hace una crítica interna: “¿Es santificado el Padre en los cristianos que están luchando entre sí por el poder?”.

Y arremetió contra la violencia por conveniencia: “¿el Padre es santificado en la vida de los que contratan a un sicario para deshacerse de un enemigo?

¿Es santificado en la vida de aquellos que no se preocupan por sus hijos? No, no, Dios no es santificado ahí“.

Pan

‘Danos el Pan de cada día’, se pronuncia en el Padre Nuestro. En este sentido, el papa Francisco recuerda este símbolo cristiano.

“Cuando éramos niños nos enseñaban que cuando el pan se caía se recogía enseguida y se besaba. ¡Nunca se botaba el pan!

“El pan es símbolo de la unidad de la humanidad, símbolo del amor de Dios que nos da de comer…Y lo que sobraba (del pan), las abuelas, las mamás, hacían con la leche, con la miel, una torta o algo. Pero, el pan no se botaba”.

Pecados

Luego fue el momento analizar la frase encarnada del ‘Padre…Perdona nuestros pecados, como también nosotros perdonamos a quien nos ofende..’.

Así, contó de una confesión que le marcó su vida como sacerdote. “Llegó una señora pequeñita, simple, pequeñita, vestida de negro, como las campesinas del sur de Italia en tiempo de luto, pero tenía ojos espléndidos”, contó.

Así, Francisco se refirió a una señora anciana de origen portugués que se le acercó al confesional después de una misa, en honor de la Virgen de Fátima y por los enfermos, en la Catedral de Buenos Aíres.

“Pero, Abuela ¿usted quiere confesarse? Si usted no tiene pecados. Ella me contestó: “¡Todos tenemos pecados! – Tenga cuidado a lo mejor Dios no perdona – ‘¡Dios perdona todo¡ – ¿Cómo sabe usted todo esto? – ‘Si Dios no perdonara todo, el mundo no existiría’.

Yo en ese momento he tenido ganas de decir: ¿Usted ha estudiado en la Gregoriana? “, expresó risueño el Papa.

Es la sabiduría de los simples que saben que tienen un Padre, que siempre les espera“, agregó.

El programa de televisión italiano con la entrevista al papa Francisco sobre el Padre Nuestro ha nacido de la colaboración entre TV2000 y la Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede.

El capellán de la cárcel de Padua, también teólogo, entrevistó personajes de la cultura y el espectáculo en Italia.

Marco Pozzo admitió a los micrófonos de Radio Vaticano que el Padre Nuestro ya no le decía nada interiormente.

Por eso, pensando al oficio del papá, que era mecánico, ha querido desarmar el Padre Nuestro, analizando junto a sus entrevistados, incluido el Pontífice, ocho palabras: Padre, nombre, reino, voluntad, pan, deudas, tentación y mal.

Fuente:https://es.aleteia.org

Deja un comentario