PERDÓN POR NO HABERTE VISTO ANTES

Mi esposa cambió su foto de perfil. Me sorprendió la cantidad de me gusta que le pusieron. Y algunos comentarios masculinos me molestaron. Enseguida se lo recriminé y le pedí que borrara la publicación. Me miró con tanta tristeza que sentí vergüenza por haber reaccionado así. Yo no le había dado un me gusta, al contrario me enojé muchísimo. Y entonces me puse a pensar.

Hace cuánto que yo no miraba sus publicaciones, y si por casualidad las miraba, cuantas veces las ignore. Cuantas veces publicó carteles que sin decirlo eran para mí y yo ni atención les puse. Cuántas veces me enoje por los comentarios de algunos alzados y babosos, como si ella tuviera la culpa. Cuántas veces habrá esperado una reacción tierna de mi parte. Cuántas veces se habrá sentido triste al ver que no me importaba.

Me puse a mirar su muro y ahí me sorprendí mas todavía. Todas sus publicaciones eran lo que se puede decir exitosas. Ni hablemos de sus fotos. Y ahí descubrí que así como yo miro mujeres en la calle, en el face o donde sea, a mi esposa también la miran otros hombres. A mi esposa también le mandan solicitudes. El resto del mundo ve lo linda que es, lo buena persona, el amor que me tiene, la ternura que le brota en la sonrisa y en la mirada. Todos ven eso…menos yo.

Y de repente supe que podía perderla en cualquier momento. Y me corrió un frío por la espalda.

Ahora estoy esperando que llegue de trabajar sabiendo que muchos hombres la han descubierto, la han mirado.

Pero ella está conmigo y apenas cruce la puerta voy a abrazarla y a decirle cuánto la amo.

Y A PEDIRLE DISCULPAS POR NO HABERLA VISTO ANTES.

Anónimo

Deja un comentario