¿Limpiar el baño es una de las tareas del hogar que menos te gusta hacer? Para que desinfectar el inodoro sea más fácil, te traigo un truco infalible, económico y sencillísimo de hacer.

Los productos que suelen utilizarse para limpiar los baños emiten gases nocivos para tu salud gracias a las grandes cantidades de químicos que poseen. Aprende en el día de hoy, una manera alternativa natural de hacer las mismas tareas pero sin perjudicar tu salud y la de los tuyos.

Para esto necesitarás:

  • 160 gr de bicarbonato de sodio
  • 50 ml de limón
  • 10 gotas de aceite esencial
  • 1/2 cucharada de vinagre
  • 1 cucharada de agua oxigenada

¿Cómo preparar la mezcla?

  • Toma un bol lo suficientemente hondo como para hacer la mezcla y pon el zumo de limón recién exprimido junto con el bicarbonato. Remueve bien hasta que deje de salir espuma.
  • En un bol separado, mezcla el vinagre y el agua oxigenada en las proporciones anteriormente mencionadas.
  • Junta los pasos 1 y 2 en un solo bol o taza.
  • Añade las gotas de aceite esencial del aroma que hayas escogido.
  • Cuando la mezcla esté sólida, haz bolitas de producto del tamaño de una pelota de golf y deja que se sequen durante toda la noche. A la mañana siguiente puedes guardarlas en una caja o bote.

¿Para qué sirve?

Cuando notes que tu inodoro está sucio, lanza una bola de producto casero en su interior y deja que se deshaga lentamente esperando 15 minutos antes de tirar de la cadena. Gracias a los ingredientes utilizados ricos en cítricos y agentes desinfectantes, conseguirás un baño libre de bacterias y gérmenes sin esfuerzos.

El bicarbonato de sodio es un desodorante natural, ideal para neutralizar olores como el de los animales, el sudor o algunos alimentos. Colocar un poco de bicarbonato de sodio en los zapatos puede ayudar a acabar con el molesto olor. También se puede poner en el refrigerador para reducir esos molestos olores que suelen acumularse en estos espacios.

Fuente: misremedios

Deja un comentario